viernes, 20 de enero de 2012

Análisis de "Los funerales de Mamá Grande" & "El diablo de la botella"




La historia de García Márquez se centra en el funeral de la Mamá Grande, dicha mujer vivió 92 años y era la soberana absoluta del reino de Macondo. Gozaba de un gran poder en dicho reino, en donde su palabra era sumamente respetada, creo que el conflicto o tensión en esta historia es cómo todos deben de obedecer las órdenes de la Mamá Grande, de tal manera que para no manchar su apellido tuvieran que formar familias teniendo hijos entre tíos con sobrinas, primos con primas etc.
La Mamá Grande era la dueña de todo en el pueblo, una mujer muy rica por lo que era de esperarse que los sobrinos intentaran heredar su fortuna (ella no tuvo hijos); la señora relató su testamento unos momentos antes de morir, y le pidió a Nicanor que escondieran los bienes en los funerales porque había personas que iban a robar.
Se tuvieron catorce días de funerales y al término de éstos, los herederos de la fortuna de Mamá Grande desmantelaron hasta la última tabla de la casa. Existió un cambio después de que Mamá Grande falleció en donde el pueblo de Macondo pudo tener libertad sin estar gobernados por la gran señora.




El segundo relato “El diablo de la botella” de Louis Stevenson me gustó más, debido a la historia de aventura en la que se encuentra envuelto Keawe, en donde el conflicto es poder tener la botella para que se te conceda un deseo, pero venderla más barata a alguien que acepte que la botella guarda al diablo, y que si no la vende más barata podría ir al infierno. El objeto valor se refleja en cada uno de los deseos que le van pidiendo a la botella, pero después el objeto valor para Kaewe cambia ya que el prefiere salvarse de la lepra aunque eso significaría la posibilidad de no poder vender la botella e ir al infierno; su esposa decide ayudarle a vender la botella, y tanto es el deseo de ayudar de la esposa que ella quiere comprar la botella. Aquí nuevamente cambia el objeto valor ya que ahora lo que Kaewe tiene como prioridad es salvar a su esposa del infierno. Creo que el clímax se encuentra cuando la botella va disminuyendo más y más su valor y se encuentra entre él y su esposa, pensando que cualquiera de los dos puede ir al infierno.

Considero que a pesar de haber sido un relato más largo, “El diablo de la  botella” fue un cuento de mi agrado el cual pude leer con mayor interés. Creo que el interés es un punto clave para poder seguir leyendo algo con más facilidad y evitar el aburrimiento. El cuento de García Márquez era mucho más corto pero no mantenía toda mi atención quizá por el tema en sí. En mi opinión el texto de Stevenson tiene aventura, alegría y angustias que pueden dejar satisfecho a cualquiera con su lectura. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada